Boyacá recibirá el Plan Decenal de Lactancia Materna

Foto|peapodnutrition.org

El departamento de Boyacá será el primer departamento en recibir el Plan Decenal de Lactancia Materna por parte del Gobierno Nacional.

En el marco de la Gran Alianza por la Nutrición, este 9 de diciembre entregarán al departamento de Boyacá y sus municipios del Plan Decenal de Lactancia Materna y Alimentación Complementaria 2021-2030, ‘Ruta por la nutrición de nuestra niñez, un camino de amor’, que tiene como principal objetivo evitar las muertes de niños, por y asociadas a desnutrición en Colombia.

Durante el evento presentarán además las acciones y estrategias de acompañamiento al departamento, para la implementación de esta política pública, de tal manera que se garantice su adopción y ejecución.

Publicidad

El acto protocolario de entrega del PDLMAC 2021-2030, se realizará a partir de las 10:00 a.m., en el Coliseo del Instituto de la Recreación y el Deporte de Tunja (IRDET), en donde se desarrollará la gran movilización social.

El evento contará con la participación de la Primera Dama, María Juliana Ruiz, quien ha resaltado el trabajo comprometido y colaborativo de la Gobernación de Boyacá y la Alcaldía de Tunja frente a la promoción y práctica de la lactancia materna, lo que permitió que se conviertan en el primer territorito en recibir el PDLM, que será la hoja de ruta de los próximos 10 años.

Por una nutrición en cuerpo y alma

El Plan Decenal de Lactancia Materna y Alimentación Complementaria 2021-2030, es una política pública que orienta las intervenciones de protección de las niñas y los niños desde su gestación hasta los dos años de vida, por medio de cuatro líneas estratégicas, con enfoque territorial: Gobernanza; Atenciones integrales, integradas y complementarias; Transformaciones sociales centradas en prácticas protectoras; y Gestión del conocimiento.

Estas líneas estratégicas buscan promover, proteger y apoyar la práctica de la lactancia materna y la adecuada alimentación complementaria, a través de una apropiación real y colectiva en los territorios, fortaleciendo la articulación multisectorial, atendiendo a las particularidades y especificidades socioculturales de cada región, de tal manera que se disminuyan los índices de desnutrición y las muertes evitables asociadas a desnutrición en nuestro país.

El PDLMAC 2021-2030 se desarrolló a partir de una importante alianza público-privada y es uno de los principales logros desarrollados en el marco de la Gran Alianza por la Nutrición, liderada por la Primera Dama de la Nación, María Juliana Ruiz, y la Consejería Presidencial para la Niñez y la Adolescencia, en un trabajo articulado con la Fundación Salutia, la Fundación Éxito, el soporte técnico del Ministerio de Salud y Protección Social, y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Esta política pública es una construcción colectiva en la que participaron más de 700 actores multisectoriales de todo el país, que estuvieron articulados en espacios de socialización territoriales, en los cuales se destacó la participación de las gestoras y gestores sociales de la Red de Tejido Social LUNNA (Líderes Unidos por los Niños, Niñas y Adolescentes de Colombia) quienes, gracias a su labor, trabajaron en equipo y a través de su poder de movilización, continúan impactando en el desarrollo de las niñas y los niños en el marco de una adecuada nutrición en cuerpo y alma.

Por primera vez en Colombia se tienen en cuenta 3 ejes fundamentales dentro de un Plan Decenal de Lactancia Materna: 1. La alimentación complementaria. 2. La vinculación de la familia y sociedad, teniendo en cuenta el sector privado. 3. La territorialización según las particularidades de cada región, lo que facilitará su implementación.

La clave es la Lactancia Materna y la Alimentación complementaria

Según el boletín epidemiológico del Instituto Nacional de Salud, con corte al 6 de noviembre de 2021, en Boyacá se registraron 405 casos acumulados de desnutrición aguda en menores de 5 años, cifra que prende las alarmas, ya que son niñas y niños que se encuentran en riesgo de perder la vida si no se toman las medidas necesarias para mejorar sus condiciones nutricionales. Es de resaltar que las prácticas de lactancia materna y la adecuada alimentación complementaria son factores determinantes para evitar la mortalidad asociada a la desnutrición en la población infantil.

La lactancia materna es una de las prácticas de mayor trayectoria que cuenta con una multitudinaria aceptación por científicos y expertos de diversas disciplinas (Nutricionistas, médicos, pediatras, sicólogos, neurólogos, economistas, trabajadores sociales, parteras) y demás representantes de comunidades y etnias ancestrales coinciden en promover la lactancia materna como símbolo de afecto y vínculo, como expresión sublime de protección y de alimentación y como una solución natural, ecológica, sostenible, económica y medicinal para prevenir enfermedades evitables como la desnutrición infantil.

Por su lado, la iniciación de una adecuada alimentación complementaria favorece la salud y nutrición de las niñas y niños. Se debe ofrecer a partir de los seis meses de edad con alimentos variados, frescos y naturales, preparados en el hogar y continuar amamantando hasta los 2 años o más.

Los alimentos propios de los territorios contribuyen al crecimiento y desarrollo de niñas y niños y fortalecen su identidad como colombianos, ejemplo de esto lo vemos con Boyacá que produce más de 90 productos agrícolas, siendo una región rica en frutas, verduras y legumbres, lo que permite tener una gran variedad de alimentos para incluir en la dieta diaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.