Boyacá fue uno de los diez departamentos con peor desempeño fiscal en 2016

0
2600
Foto | Hisrael Garzonroa
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Este resultado se explica en gran medida por el prolongado paro camionero que se realizó a mediados de 2016, protesta que terminó afectando diversos sectores productivos del departamento.

El top de desempeño fiscal departamental 2016, realizado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), no dejó bien parado a Boyacá, el departamento se ubicó en la casilla 25, obteniendo un puntaje de 68,40; muy por debajo del séptimo puesto obtenido en 2015 cuando consiguió un puntaje de 78,09.

Publicidad

Para los críticos, este resultado seguramente será un fortín discursivo en contra del actual Gobierno Departamental. Sin embargo, estos resultados se explican en gran medida por dos hechos que condicionaron las dinámicas económicas del departamento en el año 2016.

Top desempeño fiscal departamental 2016

El primero es el recorte presupuestal por parte del Gobierno Nacional, que explica en cierta medida porque algunos departamentos lograron escalar posiciones en esta clasificación cuando el puntaje obtenido fue inferior al que obtuvieron en 2015. Ejemplo de ello son los departamentos de Santander, Norte de Santander y Guainía. De hecho, esta es una de las explicaciones que da el mismo DNP, el recorte de los recursos del Sistema General de Regalías.

Otra situación que influyó directamente en el pobre desempeño fiscal del departamento en 2016 fue el paro de transportadores. Protesta que se dio a mediados del año y que se prolongó por 46 días. Las consecuencias de este paro fueron el decrecimiento de ventas cercano al 70% por parte del sector comercial, el represamiento de materiales y la imposibilidad de transportar pedidos, lo que terminó generando grandes pérdidas y estancamiento de la economía para el sector de la construcción; el represamiento de más de 170 toneladas de lácteos, lo que derivó en la no facturación de más de 1.600 millones de pesos; la no recepción de materias primas derivó en la generación de más de dos mil empleados cesantes, esto también tuvo como consecuencia sobrecostos en el funcionamiento de las industrias por más de 73 mil millones de pesos; el paro también generó afectaciones en el sector agropecuario, que reportó pérdidas diarias cercanas a los 6.500 millones de pesos; el sector del turismo también se vio afectado, reportando en ese momento una cancelación de reservas del 100%, que generó afectación sobre 5.890 empleos directos y que al largo plazo tuvo otras consecuencias como la baja ocupación hotelera por la mala imagen que quedo del departamento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.