Boyacá es el departamento más atrasado en la industria del cannabis medicinal

0
639
Foto: Archivo

Sin embargo, las condiciones de seguridad, orden público y la diversidad de pisos térmicos son elementos que ponen al departamento como un lugar propicio para desarrollar la industria del cannabis medicinal. Las condiciones y las posibilidades que existen en Boyacá fueron analizadas en el Primer Simposio Cannabinaceas, Ciencia, Tecnología e Innovación, que se realizó hace unos días en el departamento.

Cada vez son más personas las que han logrado aterrizar la idea para incursionar en la industria del cannabis medicinal, lo que no implica que cada vez haya más personas entusiastas por entrar de lleno a la industria, pues la normatividad vigente en Colombia resulta estricta y de difícil cumplimiento para todo aquel que anhela cultivar semillas cannábicas.

La diversidad de requisitos exigidos por el Estado y la imposibilidad de poder comercializar el producto, son dos grandes barreras que hacen que la industria del cannabis medicinal siga aún en una etapa exploratoria.

“A nivel general en cuanto a requisitos jurídicos está la indicación de número de matrícula inmobiliaria del predio en el que se pretenden desarrollar las actividades, asimismo que este predio no se encuentre dentro de áreas protegidas – SINAP, fotocopias de los documentos de identidad de las personas naturales o jurídicas que pretendan obtener la licencia, declaraciones juramentadas de procedencia de ingresos, igualmente el origen y forma de acceso a las semillas”, comentaron desde la subdirección de control y fiscalización de sustancias químicas y estupefacientes del Ministerio de Justicia.

Pero esto no fue suficiente para que no se lograra una acogida suficiente para este simposio, especialmente entre aquellos que de verdad han logrado incursionar en la industria del cannabis medicinal, o aquellos que apegados a la normatividad están bastante cerca de hacerlo. “Se cumplió con lo que se había proyectado en cuanto a tiempo y en cuanto a temáticas expuestas, no tanto en lo referente al número de participantes que esperábamos. El objetivo principal de esta actividad era llegar al conocimiento de la base en cuanto a verdades y mentiras que hay alrededor del tema de las cannabinaceas en Boyacá. Registramos en los dos días una asistencia en promedio cercana a las 180 personas, siendo mayoría aquellas externas a la universidad que de la misma UPTC, principalmente del sector de cultivadores y procesadores, y una buena parte del sector académico aunque en menor escala”, comentó Óscar Julio Medina, decano de la Facultad de Ciencias de la UPTC:

El simposio fue sumamente valioso pues además de aclarar todas las dudas frente a la normatividad para cultivar, procesar, trasnformar y comercializar cannabis con fines medicinales en el país, permitió establecer sólidos vínculos entre el sector empresarial y el académico- “Al final del evento se concluyó que se logró el objetivo de establecer, de estrechar vínculos, relaciones intergrupales entre productores, comerciantes y el sector académico, esa era básicamente nuestra propuesta. La Gobernación de Boyacá tenía una expectativa grande en cuanto es necesario que a partir de las próximas políticas de Estado se empiece a desarrollar el tema de las cannabinaceas, y eso se logró con éxito. Además se cumplió el objetivo de incluir las temáticas en la parte agropecuaria, en la parte legal, en la parte de biocomercio y en la parte de transformación, que es básicamente lo que nosotros lideramos aquí desde la Facultad de Ciencias y la Escuela de Ciencias Químicas”, agregó Óscar Julio Medina.

También sirvió este simposio como un espacio para abrir el abanico de posibilidades que permite toda la cadena de productividad de las cannabinaceas. “Las cannabinaceas son una familia grande que incluye no solamente  marihuana, sino también cáñamo, que es otra especie que nosotros estamos tratando de recuperar dado que por algún error histórico el cáñamo cayó en el estigma de la prohibición en el país, y tiene una serie de componentes que junto con las cannabinaceas, la marihuana, y otros, es muy interesante desde el punto de vista médico y desde el punto de vista cosmético”, indicó el Decano de la Facultad de Ciencias.

El éxito de empresas como Clever Leaves (Hojas Inteligentes) creó falsas expectativas e incluso información poco precisa, presentando a Boyacá, propiamente dicho al municipio de Pesca, como la tierra prometida del cannabis. Pero la realidad hoy es otra, pues Boyacá es uno de los departamentos que presentan mayor rezago en lo que refiere a la industria del cannabis. “En el tema de investigación en Boyacá no es que estemos tan avanzados, quizás la única universidad en el país que ha hecho un esfuerzo grande por adelantar estrategias de investigación es la Universidad de Nariño. En otros sectores del país se está cultivando cannabinaceas a mayor o menor escala, pero sin tener un objetivo claro de qué tipo de productos es el que se busca obtener, sino simplemente cultivar, y ese ha sido uno de los grandes errores porque no se ha partido de qué es lo que demanda el consumidor final para que, basados en esto, se pueda hacer una proyección de los cultivos necesarios. En esa medida entonces podríamos decir que ni la investigación, ni el comercio, ni la transformación en Colombia han logrado los estándares que se han conseguido en otras partes, pero que en Colombia en particular, Boyacá es el último prácticamente en buscar incursionar en este tipo de mercados”, puntualizó Óscar Medina.

De todas formas no quiere decir esto que la desventaja sea considerable, ni que se haga a un lado una alternativa agroindustrial con mucho potencial en una tierra con las condiciones como la de Boyacá. Tanto productores como comerciantes se han dado cuenta de que Boyacá cuenta con una serie de condiciones particulares en el tema de seguridad, en materia de orden público y en lo referente a la diversidad climática; factores que le han dado un atractivo especial a este departamento para empezar a desarrollar cannabinaceas, producirlas y transformarlas”, señaló el decano luego del juicioso análisis que se hizo en el simposio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.