Boyacá entra en fase 2 de la pandemia para evitar el colapso de la red hospitalaria

0
670
Foto | OPGB
PUBLICIDAD

El aumento en el uso de Unidades de Cuidado Intensivo por pacientes COVID ha llevado a que las autoridades departamentales declaren el inicio de la fase 2 de la pandemia para Boyacá, que tiene varias implicaciones para la red hospitalaria del departamento, y que determinará el éxito que tenga el departamento para mantener una baja tasa de mortalidad a causa del COVID-19.

Hoy se reportaron 35 nuevos casos de COVID-19 en el departamento, siendo este el segundo registro más alto desde que comenzó la pandemia, y que marca claramente una tendencia al alza en el contagio.

La preocupación entre la ciudadanía y entre las autoridades es total, pues se está evidenciando el rápido crecimiento en la ocupación de la red hospitalaria del departamento.

Publicidad

Tanto así que se determinó la entrada en fase 2 para el departamento, sobre la cual explicó el secretario de salud de Boyacá, Jairo Mauricio Santoyo, que se declara cuando la ocupación de Unidades de Cuidado Intensivo destinadas a COVID-19 supera el 40%. Al cierre de la jornada 26 de estas UCI estaban ocupadas, y siendo que para esta patología hay destinadas 61 UCI, el porcentaje de ocupación alcanzó el 42%.

La situación es mucho más compleja de lo que parece, pues hay 26 pacientes en UCI COVID, mientras que en hospitalización general 80 de las 839 camas están ocupadas por pacientes sospechosos de tener COVID-19. “En el transcurso de diez días pasamos de dos o tres pacientes a tener 26 pacientes COVID-19”, señaló el Secretario de Salud para dejar ver su preocupación.

Haber entrado en fase 2 tiene varias implicaciones según explicó Santoyo, pero esencialmente lo que se busca es optimizar la capacidad instalada en la red hospitalaria. Esto quiere decir que se destinarán esfuerzos para convertir Unidades de Cuidado Intermedio en Unidades de Cuidado Intensivo, y camas de hospitalización general en Unidades de Cuidado Intermedio.

Igualmente implica reprogramar cirugías y procedimientos que no tengan por fin salvar vidas. Para ejemplificar esta situación, Santoyo utilizó cirugías de rodilla o cadera como procedimientos que tendrán que ser reprogramados.

El gobernador, Ramiro Barragán, anunció que se avecina la entrega de los 15 ventiladores que un par de semanas atrás anunció el Gobierno Nacional le entregaría a Boyacá. Barragán estipula que la entrega de estos ventiladores se hará este viernes 24 de julio o a más tardar la próxima semana.

Una vez que el departamento cuente con esos ventiladores se armarán 3 nuevas UCI en Duitama, 3 en Sogamoso, 2 en Moniquirá y 7 en Tunja.

Tanto el Gobernador como el Secretario de Salud insistieron en la necesidad de generar consciencia y darle la verdadera dimensión a la problemática, pues el comienzo de la fase 2 es un anuncio de un posible colapso de la red hospitalaria, pero una advertencia a tiempo para evitar una catástrofe. Santoyo explicó que en la fase 3 es la de extensión de la capacidad instalada, que implica el uso de infraestructura de salud que se encuentra cerrada o sin utilización. Una cuarta fase es la de extensión crítica, que requiere la utilización de otras infraestructuras existentes como coliseos y espacios comunitarios.  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.