Articulan acciones para trabajar sobre actual situación de la conducta suicida en Boyacá

Foto | Cristian Newman / Vía bworldonline.com/

Aunque en el Departamento se evidencia reducción de casos de suicidio en los últimos años, la problemática sigue siendo preocupante. En 12 años se han registrado casi mil casos de personas que se quitan la vida.

Situaciones concretas de maltrato, violencia, problemas escolares, acoso, bullying, entre otros, que influyen de manera negativa en el desempeño de los menores de edad, fueron analizadas con autoridades locales de Tunja, Duitama, Sogamoso, Chiquinquirá y Puerto Boyacá, EAPB, IPS, direcciones locales de Salud y la Línea 106, en la Sala Situacional Departamental de Conducta Suicida, donde se plantearon estrategias para la activación de nuevas alianzas entre los actores del Sistema General de Seguridad Social y Salud, SGSSS y los gobiernos locales.

Cada año mueren en el departamento de Boyacá un promedio de 76 personas por suicidio y 703 lo intentan, lo que equivale a dos intentos diarios y tres muertes cada dos semanas, todas evitables mediante programas de prevención y atención oportuna, articulados entre los actores del sistema de salud y otros sectores.

Publicidad

El referente de Convivencia Social y Salud Mental, Martin Orlando Barrera Cobos, indicó que los casos de suicidio ocurridos en el Departamento, desde el año 2010, fecha en la que se creó la Línea 106, hasta el año 2022, han disminuido y en total, durante este tiempo se han registrado 998 suicidios. Durante la última semana se reportaron dos nuevos casos a la Línea 106, para un total de 41 eventos de suicidio en lo corrido de este año.

“Aunque las cifras de suicidio para este año están menores a las del anterior, la problemática sigue siendo preocupante, teniendo en cuenta que se presentan casos en adolescentes y niños, situación que alerta al Departamento, razón por la cual fue necesario convocar a los municipios de Boyacá que representan el 70% de las víctimas, para tomar acciones y mitigar las posibles consecuencias no deseadas frente a la conducta suicida”, indicó Martín.

Informó que la Secretaría de Salud de Boyacá ofrece herramientas a padres de familia, orientadores, cuidadores, a niños, instituciones educativas, entre otras, a fin de trabajar en ellas, para prevenir estas conductas con las estrategias de ´Salud Mental en Casa´, ´Zonas de Orientación Escolar´, ´Familias Fuertes´, y el programa de ‘Agenda Escolar’, entre otras.


“Valoramos las múltiples acciones que se desarrollan desde los municipios en diferentes frentes, tanto en la parte escolar como en la detección de los casos, en el seguimiento de ellos, y la gestión que se realiza para evitar nuevos eventos, sin embargo, hacemos un llamado a las EPS, para que trabajen en una estrategia que permita acceder de una mejor manera a los servicios de salud mental, con oportunidad y calidad, para evitar retroceso y barreras de acceso, ya que esta situación ha provocado la recaída que ocasiona nuevos intentos de suicidio, evidenciando las fallas que como sistema se deben cumplir”, aseguró Barrera.

Agregó que la mejor manera de prevenir el suicidio es garantizando que las personas tengan la oportunidad de hablar, de conversar acerca de todas aquellas cosas que les preocupa, pero también poder detectar qué está ocurriendo con ellos y poder acercarlos a un servicio especializado, para que se les brinde atención de calidad y con oportunidad.

Finalmente, el Referente invitó a todo el sector salud a dar una respuesta integral a las personas que están en riesgo o tienen una conducta suicida ya desarrollada para evitar desenlaces fatales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.