Aproximadamente nueve mil niños volverían a las aulas en Tunja

Foto | AFP

Se ha establecido que, en el reinicio de la alternancia, no se podrá superar el 30% de aforo en las instituciones educativas del municipio.

Una enorme polémica se ha suscitado con la obligatoriedad que se les ha impuesto a los docentes para ejercer su labor de forma presencial. Tunja no ha sido esquiva a la polémica, aunque desde la Administración Municipal se han venido haciendo diversos esfuerzos para brindar tranquilidad tanto a docentes como a estudiantes con el regreso a las aulas.

Claro que se trata de un retorno parcial, pues de momento persiste la desconfianza de padres de familia y comunidad académica en general, y a eso se suma la limitación de aforo que se estableció para las instituciones educativas de la ciudad, que no han de superar el 30%.

Así las cosas, y teniendo en cuenta que los colegios públicos de Tunja cuentan con un aproximado de 23.000 estudiantes, se estima que el 30% serían aproximadamente unos 7.000 alumnos. Pero desde la Secretaría de Educación estiman que, en un comienzo, solo asistirán unos 4.500 estudiantes.

Respecto a instituciones educativas de carácter privado, se ha dicho que entre todas tienen unos 11.000 estudiantes, sobre los cuales se estima que igualmente asistirían unos 4.500.

El secretario de educación de Tunja, José Moreno, entregó ante el Concejo Municipal un balance sobre las adecuaciones, los estimativos de asistencia, y las proyecciones que se tienen sobre este tema.

Moreno destacó que, al momento de la socialización, el municipio contaba con un 90% de vacunación entre docentes, aunque aceptó que no se tiene tal avance entre estudiantes que presentan algún tipo de comorbilidad.

Sin embargo, Moreno resaltó los trabajos de adecuación que se han hecho en una y otra institución educativa, entre los que hubo instalación de lavamanos, revisión de los espacios y adecuación de los mismos para garantizar condiciones de ventilación y distanciamiento. Igualmente destacó la entrega de implementos como jabón, caretas, tapabocas, gafas, entre otros tantos elementos utilizados para resguardar la salud de docentes, estudiantes, directivos y demás integrantes de comunidades educativas.

El Secretario también hizo énfasis en que no se trata del regreso a la presencialidad, sino que se trata más bien del reinicio de la alternancia, que ya se hizo alguna vez en el municipio. Moreno aseguró que para hacer más viable y efectivo el modelo de alternancia, se contrató internet para todas las instituciones educativas a cargo del municipio.

El PAE se mantiene

El Programa de Alimentación Escolar se convirtió en uno de los puntos más sensibles del debate sobre el reinicio de la alternancia, pues se llegó a creer que los estudiantes que no retornen a las aulas, perderían el beneficio.

El Secretario de Educación de Tunja aclaró que no será así, pues no se pretende castigar a aquellos alumnos que, por una u otra razón, desistan de acudir a las aulas.

Claro que no todo es color de rosa, pues señaló Moreno que, por temas contractuales, la ración para preparar en casa se seguirá entregando durante julio, pero una vez finalice este mes, se optará por entregar ración industrializada, lo que seguramente despertará el inconformismo de las familias beneficiarias del PAE.

Moreno también advirtió que será bastante difícil que se pueda brindar ración preparada en sitio, pues lo primordial será garantizar condiciones de bioseguridad, y la mayoría de las instituciones educativas no cuentan con áreas disponibles para garantizar dichas condiciones, y tampoco con la experticia para la preparación de alimentos de forma masiva simultánea al cumplimiento de protocolos de bioseguridad.

Los cabildantes se mostraron conformes y tranquilos con el balance entregado por el Secretario de Educación, advirtiendo que no se trata de un escenario ideal, pero constatando el gran avance en la mejora de infraestructura educativa, así como el del avance en la vacunación de los docentes.

EL DIARIO se contactó con el concejal Jhon Carrero, quien manifestó que el retorno no va a ser 100% fiable, pero que va por buen camino. Advirtiendo de paso que el reto será mayor para instituciones educativas en las que habrá mayor reto como son la Institución Educativa Rural del Sur, “hay que hacerle una inversión muy grande para garantizar protocolos”, manifestó Carrero. Otras instituciones que implican un reto mayor son el Colegio Silvino Rodríguez, el INEM y la Normal Santiago de Tunja.

¿Y el transporte escolar?

Ese fue el punto flaco de la socialización hecha en el Cabildo Municipal, pues el Secretario de Educación no abordó el tema, y los concejales se olvidaron de consultarle por el impacto que tendría el reinicio de la alternancia en el transporte público.

Lo cierto es que hay pocas claridades al respecto, a la vez que coexiste la preocupación de los operadores de transporte escolar, que manifiestan estar al borde de la quiebra, y sin mayores expectativas al tener un aforo máximo de 70% en sus vehículos, a la vez que tienen que pagar costos operativos como el salario del personal a cargo de la ruta escolar, el combustible, entre otros. Por lo que no les resultaría rentable.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.