Anderson Mendivelso, consolida sus propuestas para el futuro de Tunja

0
1021
Foto | Hisrael Garzonroa

No a la prórroga de la concesión que propone Veolia

La visión de Mendivelso es que las empresas de Servicios Públicos deben volver a pensar en el ciudadano, en su bienestar, y no en el enriquecimiento sin causa de los operadores particulares que se aprovechan de los recursos y de las condiciones de monopolio que les entrega gratuitamente un número creciente de usuarios, indefensos ante los atropellos que se les ocurra.  

En la campaña por la alcaldía de Tunja, de lo que menos se sabe es de la visión de conjunto de cada uno de los candidatos sobre cómo gestionar la administración de la ciudad que consulte con el interés más general posible; cada uno de ellos enfoca su discurso en algún aspecto de la realidad, evitando el reto de plantear la globalidad de una propuesta que dé la idea y contenga la complejidad de  la ciudad.

Anderson Mendivelso, identificando este vacío, se ha dado a la tarea de la formación de una propuesta integral para el futuro de Tunja, producto del conocimiento, el análisis y la intervención efectiva y permanente que ha tenido desde el Concejo de la ciudad, desde donde ha estudiado con detalle y abordado con conocimiento y criterio, cada uno de los tópicos que afectan, positiva y negativamente, el desarrollo de Tunja.

Expresa que su candidatura se proyecta como la única que asume el compromiso de hacer una propuesta de conjunto, que abarque el espectro de la realidad de la ciudad, con el objetivo de transformar su realidad, que es la realidad de cada uno de sus habitantes, en la búsqueda de los mejores niveles de satisfacción y bienestar.

Una de las polémicas recientes está en la intención de la Administración Municipal de
prorrogar la concesión a Veolia por 15 años más. FOTO / Hisrael Garzonroa – EL DIARIO

La concesión de Veolia

Es el primer tema de la agenda de Anderson Mendivelso: los servicios públicos y de estos, el más importante, el contrato de concesión del acueducto y el alcantarillado de la ciudad,  que en la última semana dejó la propuesta  de la francesa al alcalde Pablo Cepeda pidiendo prorrogar la concesión de la operación a su favor por 15 años más, lo cual lo considera un despropósito en este momento, cuando esta empresa no ha cumplido con el compromiso contractual originado desde el primer momento de la concesión en 1996, cuál era el aumento de los caudales de abastecimiento a partir de una fuente superficial, y que ahora, 23 años después, tiene a la ciudad bajo el riesgo inminente de un racionamiento.

Fuera de eso se sabe que hay que invertir más de 65 mil millones de pesos, según datos de la misma empresa, para hacer el sistema de conducción, la nueva planta de tratamiento y las conexiones a las redes de la ciudad, y que eso debe hacerse en los próximos tres años.

Para Mendivelso, las empresas de servicios públicos, bajo la excusa de prestar un servicio público se han convertido en el mayor dolor de cabeza de los tunjanos, quienes hoy tienen que trabajar muy duro, apenas para pagar las altas tarifas que han impuesto estas empresas, donde solo unos particulares se enriquecen a costa del trabajo y el sacrificio de las familias tunjanas.

Por eso propone que hay que hacer un cambio: “tenemos que modificar, tenemos que mirar la reinversión de esos recursos, con la democratización de las empresas y, por supuesto, revisar el tema y tomar las decisiones para que directamente el municipio, desde lo público retome el manejo, dirección, la operación y la administración de estos servicios públicos buscando eficiencia, calidad, con tarifas justas, cobertura y generación de empleo para los tunjanos”.

Concluye sobre este particular que “mientras la empresa tiene ganancias multimillonarias estas jamás se han visto reflejadas en compensación ni en reducción de tarifas ni en inversión que beneficie la ciudad”.

En estas condiciones, señala Anderson Mendivelso, una negociación de este tamaño no puede hacerse a menos de tres meses de terminar la presente administración, lo cual no permite el debate ni las consideraciones indispensables para que la ciudad se beneficie.

Concluye Mendivelso sobre este particular que la ciudad debe cerrar filas para evitar que la administración de Pablo Cepeda sea la que decida sobre un tema de tales dimensiones, lo que sería perverso e injusto con Tunja, teniendo la misma responsabilidad el actual Concejo de llegar a aprobar semejante propuesta, si es que esta llega a su consideración.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.