Algunos apuntes para la generación de empleo en Tunja

0
2188
Foto | Hisrael Garzonroa-EL DIARIO

Por| Jhonathan Leonel Sánchez Becerra / Historiador

Foto | Archivo personal

La falta de voluntad política ha producido el estancamiento empresarial de la ciudad a lo largo de su historia y, en consecuencia, condenado a los tunjanos a la migración o la pobreza, por lo menos hasta que se dispongan las medidas necesarias para fomentar o atraer la inversión de capitales. 

El empleo es el motor de la economía, genera desarrollo, bienestar social y disminuye la taza de informalidad, el índice de delincuencia y la percepción de inseguridad, de ahí que el desempleo debe ser el tema de mayor importancia en la agenda de cualquier gobernante. 

La zona franca por ejemplo, es un pilar indispensable para el progreso de la ciudad y la región pero no es el único, debe pensarse en la creación de instituciones no financieras que brinden asesoría para el desarrollo y la sostenibilidad de empresas de capital privado y de economía solidaria, apoyándose en el recurso humano, científico e intelectual de la ciudad. 

Las principales fuentes de empleo del municipio continúan siendo, las entidades públicas y los sectores del comercio y de la construcción, a los que se les ruega encarecidamente, que el mayor número de empleos directos e indirectos que ofertan sean otorgados a la población local. 

Corresponde al Alcalde de Tunja, Luis Alejandro Fúneme González y, especialmente, en su gabinete al Secretario de Desarrollo Wilson Leonardo Velásquez Ayala, liderar y coordinar los proyectos enfocados a la generación de empleo para la ciudadanía, tanto de su sectorial como de las demás que conforman la administración municipal. Ya no hay lugar para culpar a gobiernos anteriores de las circunstancias actuales o dilatar los procesos como si estuvieran en campaña, la problemática exige la atención inmediata. 

De acuerdo a la Estructura Organizacional de la Alcaldía Mayor de Tunja, decreto 0067 del 25 de febrero de 2005 (Manual de Funciones), atañe al Secretario de Desarrollo, artículo 38, numeral 21: “Participar en la promoción y generación de procesos de desarrollo social y económico, orientados al mejoramiento de la calidad de vida, la generación de empleo, mejoramiento de sus ingresos y la auto solución de sus necesidades”. 

Por lo tanto, la consolidación de la sociedad del conocimiento es factible en una ciudad que se precia de ser cultural y universitaria y aunque no es algo sencillo, hay que empezar por requerirle a la administración municipal: 

• Incentivar el diálogo de saberes “productivos” para evitar la fuga de cerebros. 

• Apoyar la conformación y la orientación de grupos interdisciplinarios de profesionales en la presentación y gestión de proyectos, con el objetivo de ser presentados a diferentes convocatorias e inversionistas nacionales y del extranjero. 

• Impulsar programas de tecnificación del campo para la producción agropecuaria y la sostenibilidad de la población rural. 

• Estimular la creación de empresas y la generación de empleos a partir de una tarifa preferencial de impuestos y/o exención de contribuciones. 

• Promover la vinculación laboral de personas en situación de discapacidad y la población de diversidad sexual. 

• Institucionalizar el subsidio al desempleo. 

La ciudadanía, debemos rodear a nuestros funcionarios públicos no solamente para vigilar sus actuaciones conforme a la ley sino para apoyarlos en cuanto sea necesario para el bienestar de todos. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.