¿Aceptarán la derrota?

0
881
PUBLICIDAD

La caótica situación que se presentó en la jornada electoral de este 11 de marzo, donde escasearon los tarjetones de las consultas interpartidistas, ha tenido como consecuencia que los candidatos afectados cuestionen la legitimidad de la elección.

Ampliar la jornada electoral, reprogramarla o imprimir fotocopias de los tarjetones han sido algunas de las soluciones planteadas por diferentes sectores políticos para garantizar la transparencia del proceso.

Sin embargo, después de las cuatro de la tarde se dará a conocer quiénes son los grandes ganadores y perdedores de esta jornada electoral. De entrada hay que advertir que el primer gran perdedor es el registrador nacional del Estado Civil, Juan Carlos Galindo, y el ente al que representa, que no fue capaz de garantizar el normal desarrollo de las consultas.

Aunque no toda la responsabilidad puede recaer sobre la espalda de Galindo, ya que este mismo fenómeno se presentó hace cuatro años cuando Enrique Peñalosa, Camilo Romero y John Sudarsky midieron fuerzas en la consulta del Partido Verde.

En algunos municipios fue autorizado el uso de fotocopias con la respectiva validación del jurado de votación, pero esto no fue suficiente para que algunos ciudadanos pudieran ejercer su derecho al voto según denuncia Marta Lucía Ramírez.

 

Por su parte, el candidato Alejandro Ordóñez ha invitado a sus electores a que persistan en su intención de voto, “no podemos permitir que nos roben las elecciones”, les dice el exprocurador a quienes aspiran a votar por él.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.