9 de septiembre para conmemorar la dignidad de los derechos humanos

Foto | Saikat Mojumder / saikatmojumder.com/
Publicidad

Por | Manuel Humberto Restrepo Domínguez

El 9 de septiembre está consagrado como día nacional de los derechos humanos, mediante ley 95 de 1985, que acogió la fecha de nacimiento y nombre de Fray Pedro Claver, quien llegó en la gestas invasión a América y después de varios recorridos incluyendo su paso por Tunja, se asentó en el puerto de Cartagena, principal mercado de esclavos, traídos en el hecho de “desaparición forzosa” y genocidio más grande de la historia, cuyos hechos mostraron que un continente entero fue desocupado, su gente raptada y transportada en condiciones inhumanas y crueles, convertidos en cosas, mercancías baratas, para producir el capital de la época, trasladado luego bajo el imperativo sistema de herencia colonial.   

      Pedro Claver, Bartolomé de las Casas y otros que abandonaron su cruel propósito inicial dedicaron sus vidas a la liberación de esclavos y son referentes de las luchas y conquistas por derechos humanos. Pedro Claver se dedicó a “comprar” esclavos para salvarles sus vidas a través de la evangelización, que implicaba en ese contexto, ponerles alma con el argumento de que, teniéndola, la vida del esclavo pertenecía a Dios que era el único que socialmente era aceptado para dar o quitar la vida y de esta manera quedaba protegido de la perversión del esclavista del que emanaron las élites. Esa alma de entonces es quizá lo más parecido a la dignidad de hoy (ya desprovista de la connotación de fe), esa dignidad de hoy solo se crea a través de luchas humanas contra la explotación, opresión y sujeción y permite pasar de la vida nuda a la vida con existencia política, con reconocimiento, con potencia creadora, con deseos, necesidades y un horizonte común de humanización. No basta ser humano, se requiere sentido de humanidad, ser y estar con el otro y el entorno.

Publicidad

      La vida toma con dignidad toma sentido especialmente a partir de sus acepciones del trabajo como derecho humano, como garantía de bienestar, paz, tranquilidad. Los griegos para anunciar la vida tenían los términos de ZOÊ, referido al simple hecho de vivir, que era común a todos los seres vivos. Se trataba de la vida Nuda, desnuda, sin nada, vacía, del respirar para sentirse vivo, aun desprovisto de todo. Y el BIOS como manera de vivir propia de un individuo o grupo, referida a la especie humana, que participa, elige, decide, construye convicciones éticas y forja su propio destino, interactúa, razona. Ese equipaje de condiciones y atributos conducen por el camino recto de la existencia política, que da acceso a las luchas para tener y vivir con dignidad.

    Los derechos humanos, promueven la existencia libre del temor y las humillaciones y convocan a que nadie sea tratado con menosprecio, a cambio de que el derecho a rebelarse no sea utilizado por los pueblos. Los derechos humanos no están solamente en los anuncios de sus violaciones, son también la oportunidad para avanzar como sociedad, salir de la barbarie y ser mejores seres humanos cada día, en todo el espectro de relaciones sociales, políticas, económicas, culturales, científicas, deportivas, cotidianas, en síntesis. Vivir con dignidad es el llamado de cada 9 de septiembre en Colombia. Es una conmemoración para reiterar que cada ser humano y por integración el colectivo llamado nación, es capaz y está dispuesto a configurar marcos de relaciones de convivencia en paz, sin miedos y muerte y en disposición de ver al otro con respeto, con afecto, con la misma compasión que espera para sí mismo y sobre todo a  habitar el mundo como primer responsable de las poderosa herramienta humana para ser humano, llamada derechos humanos, como fuente de reconocimiento y respeto por lo que es y representa cada otro en diferencia y diversidad y alcanzar el máximo de humanización en solidaridad y autonomía sintetizadas en que el ser humano es una mezcla de yo-otro-entorno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.