40 días por la vida en Tunja

1
2459
Foto | Ballesteros | EFE
PUBLICIDAD

Por: Luisa Fernanda Güiza Barbosa

Hay una brecha clara entre el derecho a la protesta, el acoso y la violencia simbólica, por esto, desde las colectivas Violetas del Sur, la Semilla Feminista y La Revuelta, nos estamos pronunciando en dos vías. La cita es el jueves, 22 de marzo 3:00 pm. Punto de encuentro Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, (UPTC).

Publicidad

En Tunja desde el 1 de marzo, hasta el 9 de abril, se ha instalado un grupo de personas en el separador de la glorieta norte, frente a las instalaciones de Profamilia; mediante sermones y rezos públicos, buscan no solo inferir en la decisión de aborto de las mujeres, sino también, aprovechan para evangelizar a quienes transitan por la zona.

40 días por la vida es una iniciativa a nivel mundial promovida en el país en su sexta versión, por la Conferencia Episcopal de Colombia, un cuerpo colegiado que agrupa a los obispos del país en cabeza de su presidente, Mons. Oscar Urbina Ortega y la fundación Coalición por la Vida. Cada año el inicio del adviento y la cuaresma, inaugura la primera vigilia anual 40 días por la vida que tiene como dinámica a través de ayuno, la vigilia y la oración, jornada diurna y nocturna afuera de las instituciones que prestan servicios de salud sexuales y reproductivos o, como ellos prefieren llamarles centros abortivos, lograr detener de manera definitiva el aborto.

Foto | 40 días por la vida frente a la sede Profamilia en Tunja

La estrategia mediática empleada para el posicionamiento de la campaña, ha estado marcada de amarillismo y el uso inadecuado de menores para su divulgación, además del empleo de un lenguaje soez e inquisidor. Florence Thomas, Coordinadora del Grupo Mujer y Sociedad, afirma que “Los y las manifestantes de esta campaña en muchas ocasiones suelen acosar a las mujeres que quieren ingresar a estas instituciones, impedirles el paso y tocarles el vientre sin su consentimiento con sus letanías de miedo y culpa.” (El tiempo, 2018).

En Tunja ya se han presentado varios casos de mujeres y hombres quienes han manifestado que durante la dicha cuaresma, estos grupos gritan sentencias y acusan vehementemente a quienes desean ingresar a las instalaciones de Profamilia, aún sin saber el motivo de ingreso a la institución de salud.

La cuestión que está en tela de juicio, es si la Alcaldía ampara las manifestaciones promovidas por este grupo, y si ha emitido los permisos que estos requieren para ocupar espacios públicos; hasta el momento, no ha habido pronunciamiento alguno por parte de las autoridades.

Hay una brecha clara entre el derecho a la protesta, el acoso y la violencia simbólica, por esto, desde las colectivas Violetas del Sur, la Semilla Feminista y La Revuelta, nos estamos pronunciando en dos vías. La primera, de carácter jurídico, emprender una tutela ya que se está vulnerando el acceso a la salud sexual y reproductiva, y, la segunda vía una manifestación pacífica a las afueras de Profamilia, en una protesta silenciosa para decidir autónomamente sobre nuestros cuerpos.

La cita es el jueves, 22 de marzo 3:00 pm. Punto de encuentro Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, (UPTC).

1 COMENTARIO

  1. Les recomiendo informarse, investigar y dejar de “comunicar” sin conocer. Como mujer les recomiendo saber sobre la campaña y cómo joven les pido respeto al libre culto. Si Dios no se impone porque lo vamos a imponer nosotros. Feminismo el que realmente defiende a la mujer sin lastimar a nadie. Gracias por su atención.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.